viernes, 2 de diciembre de 2016

 
Mutaciones

Teresa Iturriaga Osa




 

Ha llovido mucho y recojo los sarmientos de la tierra que se orea a ritmo de latidos.

Ya no me salen las cuentas del campo, habría que podar este invierno del que nadie se cree la floración de las semillas.

Yo me resisto y exploro sus contornos con asombro de niña, sin plancharme las arrugas.

Una videncia hecha de mil colores me anuncia que las yemas no están lejos y que sabremos esperar el tiempo de la hierba.

Sencillamente.

Una tranquila perseverancia trae ventura.
Palabra de I Ching.


(Flashes, 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario