lunes, 21 de mayo de 2018

 
SIRENA DE BARLOVENTO
 
Relato
 
Teresa Iturriaga Osa
 
 
 
 
Una tarde de octubre empezamos a hablar en un banco, allí me contó su lucha para dar de comer a sus hijos. Toda ella era como una nave con las velas tendidas al viento, un libro de verdades, un puño contra la pereza. Y escucharla fue calmando mis quejas hasta hacerlas insignificantes. Una a una, sus palabras me advertían del peligro de lo efímero; la riqueza y la pobreza estallaban a su lado como pompas de jabón. Cierto, un círculo académico hablaba en las manos de una anciana. Parecía un personaje de un cuento de hadas porque irradiaba un porte de sirena. Ni una arruga delataba su edad, ella se contaba los años por escamas. Desde entonces, la veo pasar cada mañana por delante de mi casa, vestida con su melena lisa y dorada, subida a unas aletas azules de medio tacón que sonríen al que madruga con las luces del alba.
 
***
 
 

viernes, 18 de mayo de 2018

"PILPIL Y MOJO"
PRIMER LIBRO DE LA
NUEVA COLECCIÓN DE LITERARTE EDITORIAL
"LETRAS EN SU PUNTO"



Literarte Editorial inicia la colección "Letras en su punto" con el proyecto PILPIL Y MOJO.

Una colección de relatos de autores canarios y vascos que muy pronto estará en las librerías.

Presentación en Bilbao el 31 de mayo de 2018
Edificio La Bolsa/ Sala Ganbara
C/ Pelota, 10 (Casco Viejo)

Historias diferentes, con platos típicos como protagonistas,
unidos a sentimientos y experiencias entrañables. 


Foto: Sergio Arrieta, Pedro Ugarte, Teresa Iturriaga, Miren Agur, Guadalupe Martín, María José Mielgo, Elisa Rueda, Pablo Sabalza.









Los títulos de las obras y sus autores son: 

1.- Sergio Arrieta con "El camión de humo"


2.- Santiago Gil con "El paraíso de unos ojos verdes"
 

3.- Emilio González Déniz con "El postre canario de María Lozano"
4.- Teresa Iturriaga Osa con "Llámame Gilda"
5.- Guadalupe Martín Santana con "¿A qué huele la noche?"


6.- Miren Agur Meabe con "My First Thanskgiving"

7.- Mª José Mielgo Busturia con "Gourmet de sentimientos"


8.- Elisa Rueda con "Tinta de Chipirón"


9.- Pablo Sabalza Ortiz-Roldán con "Su capitán que le sueña"


10.- Pedro Ugarte con "Grand Hotel"

  
FOTOS: 


Sergio Arrieta, Santiago Gil, Emilio González Déniz, Teresa Iturriaga Osa, Guadalupe Martín Santana, Miren Agur Meabe, Mª José MIelgo Busturia, Elisa Rueda, Pablo Sabalza Ortiz-Roldán y Pedro Ugarte. Gracias a todos por participar en este proyecto. Todo un lujo presentarlo en Bilbao y en Canarias.




***

 http://www.literarte.net/ Editora: Mª José Mielgo Busturia








martes, 8 de mayo de 2018

 
"Llámame Gilda"
 
 
Teresa Iturriaga Osa
 
 
 
 
Regresar a casa era así de sencillo. Y así de cósmico. Grande y pequeño como una sonrisa. Era ley de vida: los hijos debían volar del nido. Irse y regresar era fortalecer y entrenar sus alas... aunque en muchas ocasiones, la nostalgia le gritara al corazón. También su alma de madre añoraba la presencia de sus hijas en la lejanía... Esos días sensibles, como salpicando cascadas, le llegaban sonidos desde otra dimensión. Entonces, impulsada por un instinto, los oídos espigaban su vértice hacia el cielo a la espera de señales, los cabellos viraban sus poros como velas siguiendo la rueda del timón con los cambios electromagnéticos... Una colina donde doce árboles crecían sin cesar de bancal en bancal y se escuchaba el crujido de las yemas. Un sol elbano con aroma de salvia y de romero marino. Un orujo de abejas que llenaban despensas de miel y luz en su orden frenético, mientras las jaras tejían seda. Sí, cuando Itziar expandía sus antenas de larga frecuencia, arrastraban una marea crecida de melodías, una selva de conchas, arena, flautas de pan y hasta briznas de hierba de la cordillera andina. Hubo un tiempo en que los mensajes le hablaban del mar Caribe sobre un velero chiquito y tierno como un perezoso flotando a la deriva. También le lavaron la cara los dioses con agua de manantial y nieve de siglos al ritmo del balido de las llamas del Sajama. Allá una madre reunía a su ganado mientras besaba los tatuajes de su hijo. Se interrogaba entonces. ¿Cómo se abrazarían? ¿Cuándo regresarían las aves del lenguaje con noticias de feliz sobresalto? Ya iban lloviendo agua con su palpitar acurrucado, pronto su espacio sería día.


 
 
(...)
 
(Fragmento del relato)