viernes, 28 de julio de 2017

 
 
POESÍA
 
 
 
 
A una señal



Yo no sé por qué 
estampas tu fruta
contra las rocas del gin-tonic.

Podrías trazar otro punto de derrota
y yo sabría surcarte
por estima.

Solo tienes que mover un peón,
paso libre
a la emperatriz.
 
Un, deux,
trois.
Et voilà!
 
 
Teresa Iturriaga Osa
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario