sábado, 30 de abril de 2016

Ese vicio del carmín
 
Relato de Teresa Iturriaga Osa


 Foto/ Teresa Iturriaga Osa
 

 
         Esmeralda esperó todo el día a la luciérnaga que agujerea la distancia y convierte en guitarra las cuerdas de los universos paralelos. Pero la tarde magenta de un clochard cayó de bruces sobre su alféizar y, tirando de la cisterna, vio bajar aguas amargas por el Sena, riadas que arrastran las carrozas de la ira.

         Hasta su alcoba vino un brote de carmín a pintarle los labios de barro, le empolvó un aire pálido, viciado de arena y ceniza. Hermosa en su pena, dio media vuelta de tacón, giró en velo de encaje, abanico, crótalos, castañuelas, y salió a buscar espejos por las calles. Una avenida de esclavos pasó a su lado, apuró su paso de gitana, corría, corría en ese libre irse en que ella ardía, atrás docenas de cartas, la prensa del día en su saliva desposada.

         ¡Eh!, ¡eh!, ¡esperadme! Se subió al quicio de una espalda y agarró los globos de los niños, las nubes intercambiaron sonrisas con los pedazos de su falda. Y ya cumplida, sin entretenerse, gata en tránsito de luna, alucinógena, estúpida, absurda, insensata, agitó su pañuelo, pidió dos vasos de tinta, ocaso, asterisco y búcaro al poeta. Y con él se fue al cielo en cuclillas a parir a su último hijo. 

 
                                                                     *********
 
Teresa Iturriaga Osa es Doctora en Traducción e Interpretación por la ULPGC (Canarias, España). Trabaja en periodismo cultural, sociología, radio, poesía, ensayo, relato, traducción. Sus textos se incluyen en antologías diversas: Orillas Ajenas, Hilvanes, Fricciones, Que suenen las olas, Ecos II, Doble o nada, Espiral Poética II-III-IV, Madrid en los Poetas Canarios, París, Mujeres en la Historia I-II-III. Libros publicados: Mi Playa de las Canteras, Juego astral, Sobre el andén, Yedra en vuelo, Revuelto de isleñas, Desvelos, Gata en tránsito, Campos Elíseos, En la ciudad sin puertas y próximamente DeLirium.

miércoles, 13 de abril de 2016

 
 
Mujeres en la historia, dedicado a La Ilustración
 
 
 
 
 
 
M.A.R. Editor presenta en Madrid el tercer volumen de Mujeres en la historia, dedicado a La Ilustración, con relatos de autoras clásicas como Madame de La Fayette, Lady Mary Wortley Montagu, Olympe de Gouges o Mary Chudleigh y autoras contemporáneas.
 
El acto tendrá lugar en la Biblioteca Municipal Eugenio Trías, Paseo Fernán Núñez 24, El Retiro, Madrid, el viernes, 15 de abril, a las 19:00 h .
 
  
Presenta el libro: Montserrat Suáñez, directora literaria de la antología, con la participación de las escritoras: María Luisa de León, Rosi Serrano, Ana Gefaell CamachoTeresa Iturriaga OsaElena MarquésCarmen Martagón, Carmen Martí FabraCharo Martínez y Sara Sánchez Rivas. Con la actuación de la pianista Natalia González de León

 

 


El III volumen del proyecto MUJERES EN LA HISTORIA (M.A.R. Editor, 2016) se centra en La Ilustración, el Siglo de las Luces, momento de cambio en la mentalidad femenina y de grandes avances en los derechos de la mujer.

 




 

M.A.R. Editor ha reunido en este volumen textos de algunas de las autoras más destacadas del Siglo de las Luces, como Madame de la Fayette, Lady Mary Wortley Montagu, Olympe de Gouges y Mary Chudleigh, junto a otras de las autoras contemporáneas como Teresa Iturriaga Osa, Olga Mínguez Pastor, Eloína Calvete, Rosario Martínez, Ana Gefaell Camacho, Fátima Díez, Carmen Paloma Martínez, Elena Marqués, Carmen Martí Fabra, Ana Zarzuelo Álvarez, Carmen Pita García, Pilar Escamilla Fresco, Rosi Serrano, Carmen Martagón, Ana Isabel Díez Varela, La Vizcondesa de Saint-Luc, Eva María Cabellos, Ángela Hernández Benito, Maribel Lacave, Sol Antolín Herrero, Lorena San Miguel, María Luisa de León, Cristina Rodrigo Cebollada y Montserrat Suáñez, quien, además, es su editora literaria y prologuista.




 
 
 
Este libro pertenece a un proyecto de recuperación de destacadas figuras femeninas que nació con Mujeres en la historia (1800-1940), con autoras como Josefina Aldecoa, Edith Wharton, Marie d'Agoult, María Zaragoza o Zinaída Hippius, y continuó con Mujeres en la historia (2) desde 12940 hasta nuestros días, con autoras como Josefina Aldecoa, María Zaragoza, Laura Garrido, Ángel Hernández Benito o Carmen Moreno, entre otras.




 

 
 
 
 

*********

viernes, 8 de abril de 2016



El Charcón
 


Teresa Iturriaga Osa
 
 
 
  


        “No esperes encontrar en mí un paño de lágrimas”, le dijo un charco a otro cuando se vieron reflejados en el iris de una grulla.
 
        Se habían conocido gracias a la salpicadura de algún despistado que metió su pie donde no debía. Fue una sorpresa. Un charco de aromas desconocido para uno. Un charco de esencias desconocido para otro. Así que, desde ese día, los dos sabían que estaban muy cerca, tan solo separados por una distancia de dos o tres metros, lo suficiente para no verse ni tocarse en su amante soledad.
 
        Pero amaneció un día de abril, claro y exacto, y algo había en el aire cuando los dos pensaron que, en vez de seguir solos, sería bueno aguantar cualquier tormenta juntos, ya que, por misteriosas razones, alguna marea los había puesto allí, tan cerca el uno del otro, en medio del camino del ímpetu terrestre. También sabían -quizá guiados por un extraño poso de intuición- que seguirían aguantando el chaparrón, atendiendo su juego, hundidos en sus rocas. Aún tendrían que esperar el momento preciso para reconocerse y presentarse como charcos de verdad.
 
         Mientras tanto, pasó el tiempo y, entre sol y tempestad, se hablaron en voz alta durante sus viajes submarinos. Sin mirarse de frente, veinte mil leguas de palabras recorrieron sus mil y una noches, gritaron sus nombres en las nieblas más oscuras para palparse la superficie con sonidos, escucharon la respuesta del gran silencio cuando en un susurro se confesaron los puntos suspensivos escritos en sus auras. Y, en medio de aquel triste exilio, solo los ojos de las aves sedientas les servían de espejo fugaz para escudriñarse sus contornos.
 
        Durante todos esos años soñaron en blanco y negro por separado. Soñaron que algún día, con suerte -un día de lluvia en un cielo azul con arco iris incluido-, les pasaría por encima un enorme tsunami que haría más grande el socavón del arrecife y precipitaría sus líquidos, renovaría todos sus barros. Hasta que un día sucedió. El oleaje surgió de la nada y a su paso abrió tal brecha que el peso de su sueño rompió aguas.
 
        Allí nació el Charcón, una laguna marina serena, sin fronteras, donde sólo las grullas blancas tienen permiso para bañarse y saciar su sed.
 





 

***


Relato del libro "En la ciudad sin puertas", ATTK Ed., 2015.