lunes, 30 de enero de 2012

"30 de Enero. Día de la Paz y la No Violencia"








Mantente erguido



En la dicha o en la angustia,

en miseria o en riqueza,

en salud o enfermedad,

mantente erguido y sonríe.



Ante quienes se abalanzan,

o se echan al vacío,

o se hieren mutuamente,

mantente erguido y sonríe.



Y si avanzan a codazos,

y ávidos tienden la mano

o se ocultan al acecho,

mantente erguido y sonríe.



Ante aquellos que disputan,

ante aquellos que se injurian,

y los que cierran los puños,

y los que apuntan sus armas,

mantente erguido y sonríe.



En el día de la ira

y de la desbandada,

cuando todo cae y arde,

solo en medio del pavor,

mantente erguido y sonríe.



Ante justos cuellitiesos,

ante jueces implacables,

y afanosos personajes,

mantente erguido y sonríe.



Cuando oigas tu alabanza,

o te escupan en la cara,

mantente erguido y sonríe.



Y si estás entre los tuyos,

mantente erguido y sonríe.

Y delante de tu amada,

mantente erguido y sonríe.



En los juegos y en las danzas,

mantente erguido y sonríe.



En vigilias y en ayunos,

mantente erguido y sonríe.



Solo, en el alto silencio,

mantente erguido y sonríe.



Y ya al borde del gran viaje,

aun cuando lloren tus ojos,

mantente erguido y sonríe.



(Lanza del Vasto, Umbral de la vida interior, Editorial Sígueme, Salamanca, 1976, p. 69-70)



jueves, 26 de enero de 2012

La amistad entre Lola De la Fe y Carmen Laforet





ENTREVISTA A LOLA DE LA FE
Por Teresa Iturriaga Osa


En la vida hay encrucijadas que no pueden evitarse. Eso les sucedió a María Dolores de la Fe y a Carmen Laforet cuando se conocieron en el verano de 1932. Las dos esperaban ante la ventanilla de la secretaría del Instituto de 2ª Enseñanza Pérez Galdós el día que iban a matricularse de ingreso en Bachillerato. Desde entonces, aquellas niñas recién cogidas del árbol de la vida, como tejedoras de alfombras, barajaron el futuro con hilos de sueños y palabras, fascinadas por traspasar los límites de lo real. Jugaron. Volaron por las ventanas. Fuera del aula, escalaron los muros, saltaron vacíos entre azoteas, estrenaron juntas sus charoles al galope de su juventud, un corcel de brillo insultante.

Lola De la Fe y Carmen Laforet son mujeres que quedarán entre nosotros como ejemplos de tenacidad ante el ajado silencio de los temerosos. Ellas se enfrentaron a la isla y a los demonios de la escritura. Nadaron en la adversidad de los tiempos difíciles hasta que entraron, no sin temblor, en ese estado de soledad y volcán donde se abrazan las palabras.

Hace unos años, Ediciones Idea reeditó dos de sus obras, “Las Palmas casi ayer”, de Mª Dolores De la Fe, y “La isla y los demonios”, de Carmen Laforet –prologado por Lola-, como testimonio del paisaje que una y otra vivieron.



ENTREVISTA


T.- Lola, háblanos de tu adolescencia con Carmen Laforet... ¿Cuándo empiezan las primeras complicidades literarias?


L.- En el Instituto, claro, ten en cuenta que ella vivía en Tafira y yo en Las Palmas, así que nos veíamos muy poco. Gracias a lo que llamábamos entonces “coche de hora” y, después, fue “pirata” y, ahora, “salcai”...


T.- Me decías que editaron juntas una revista en el Instituto.


L.- Sí, la escribía yo en un pliego de papel barba y se llamaba “Grupitos”. Éramos cuatro: Carmen Laforet, Carmen Lezcano, Julia Cuenca y yo. Firmábamos como G-1, G-2, G-3 y G-4. El número iba por orden de estatura, no por categoría, y, como yo era la más alta, me llamaba G-1. ¡Nos divertíamos muchísimo escribiendo!


T.- ¿Y qué contenidos tenía la revista?


L.- Cada una escribía artículos diferentes. Recuerdo que Carmen Laforet escribió uno cuando venía para el Instituto en aquellos años de la guerra en los que, a cada rato, veíamos soldados desfilando. Escribió un texto magnífico sobre las caras jóvenes con el gesto duro porque sabían que iban a ir a la guerra. Pero no sé dónde andan todos esos pliegos...



T.- ¿Tenían el presentimiento de que iban a ser escritoras?


L.- Nosotras hablábamos mucho de eso, pero yo pensaba que Carmen iba a ser poeta, porque era la que recitaba siempre que había alguna fiesta. La llamaban para la fiesta del libro, la fiesta del estudiante... Recuerdo que llegó a interpretar una obra de Pemán.


T.- ¿Cómo era Carmen de cerca?


L.- Primero que nada, la persona más divertida y la más graciosa, con una personalidad acusadísima. En aquellos años, muchas niñas del campo venían a estudiar con mucho esfuerzo al Instituto –incluso, desde Artenara- y se volvían a su casa los fines de semana, y, recuerdo que, con Carmen, todas se sorprendían, pero le tenían un gran cariño. Ella se distinguía de todas por su originalidad. Y, luego, como ella tenía esa cara tan exótica... porque no es que fuera una belleza, pero su cara tenía una expresividad enorme, un atractivo indudable.


L.- Carmen Laforet tendría unos dieciocho años cuando se marchó de Gran Canaria... y tú me comentabas que ya llevaba dentro la semilla de “La isla y los demonios”.


L.- Sí, sí, porque habíamos hablado de eso alguna vez, pero ya te digo, yo siempre pensé que ella iba para poeta, porque se leía toda la poesía que caía en sus manos. Sí, la novela es estupenda y ya ha salido la edición francesa, también está a punto de salir la portuguesa y la alemana. A mí me sigue pareciendo una de las mejores novelas de Carmen por lo espontánea, lo juvenil y lo sincera que es. Es de esas cosas que tú dices: “Esto te salió del alma”.


T.- ¿Y cómo se explica que una mujer tan joven pudiera captar así las pasiones y miserias humanas, esos demonios que normalmente suelen venir a visitarnos en la madurez?


L.- Es que Carmen tenía una inteligencia extraordinaria. Ella lo captaba todo, hasta leía e interpretaba a Santa Teresa de una forma maravillosa. Era una inteligencia muy seria, profunda, aunque no era nada pedante, no era la típica empollona que se lo sabía todo. Sin embargo, tenía una gran sabiduría que llevaba por dentro.


T.- ¿Introduce muchos elementos de ficción en esta novela o realmente refleja el ambiente de la guerra civil española que se vivió en Canarias?


L.- No, no, no, de ficción, no. Era como ella lo veía y lo que captaba de las conversaciones de los mayores. Tenía una gran capacidad de observación, había sufrido mucho con la muerte de su madre, cuando era una niña de nueve o diez años. Eso fue algo que la impactó muchísimo. Siempre seguía con la idea de su madre. Fue una época muy desgraciada para Carmen, pero la llevó con gran entereza, con silencio y pudor, ya que no quería molestar a sus amigas con tristezas. Demostró una dignidad increíble llevando ella sola su dolor.


T.- ¿Te parece importante esta obra para Gran Canaria?


L.- Sí, sobre todo, si te la lees pensando en que no es la Gran Canaria turística de ahora, sino aquel paisaje que le calaba a ella. Y, lo más importante, el mar. ¡Ella no podía remediarlo! Incluso, se salía a escondidas del Instituto –que se encontraba donde ahora está el Colegio de los Jesuitas, y, antes, por detrás, era la marea, todo de piedras, sin nada de avenida-, se pegaba un bañito y volvía corriendo. El mar para ella era algo... como misterioso, como si sintiera una llamada profunda del mar.


T.- ¿A ti te gustaba el espíritu salvaje de Carmen?


L.- Claro... y si yo no hubiera sido tan totorota... porque yo era muy pachorrienta, muy tranquila... Esas palabras que me decía... “Vamos a correr aventuras”, que era bajar a la playa a darnos un paseo y volver al Instituto... ¡Eran la gran aventura! A mí me resonaban por dentro a gloria, pero después, ¡yo era siempre tan pazguata! Ja, ja, ja... Quizás por eso encajábamos divinamente, como complementos...


T.- En tu libro “Las Palmas casi ayer”, también cuentas muchas cosas de aquella época.


L.- Fíjate, lo que más recuerdo ahora de Las Palmas es lo limpia que era. La calle Pérez Galdós brillaba, aquellos adoquines brillaban como si todos los días les dieran cera. Ja, ja, Ja... increíble. Los zaguanes estaban siempre abiertos. La ciudad estaba resplandeciente, no como ahora. Eran otros tiempos. Mira, por ejemplo, recuerdo que cada año se elegía una Miss San Roque, una Miss Triana... Eran cosas sencillas, pero a la gente le parecía muy bien.


T.- ¿Tienes nostalgia de aquella ciudad de entonces?, ¿o también tenía sus sombras?


L.- Sí, sí, porque, por otro lado, era una ciudad bastante mezquina, siempre con el qué dirán, el qué dirán... No se podía hacer nada porque todo era criticable... qué va...


T.- La primera edición de “Las Palmas casi ayer” recogía tu discurso de entrada en el Museo Canario, pero después lo ampliaste con un nuevo capítulo titulado “Las Palmas casi mañana”. Explícanos esa parte.


L.- Yo siempre he pensado que nunca segundas partes fueron buenas, por eso, no quería hacer una parte de mis memorias, porque salen peor todavía, sino un texto que hablara de cómo veo yo la ciudad ahora. Fíjate que el primer libro de “Las Palmas casi ayer” acaba en el 36, y en éste, yo expreso lo que más me ha llamado la atención de los cambios que se han producido. Por ejemplo, el vestuario, yo me acuerdo de mis amigos jovencitos, todos tan emperchados, limpitos, con su corbata, zapatos relucientes... ¡Y ahora ves cada espantajo por la calle! ¡Ja, ja, ja!


T.- La estética era muy importante.


L.- ¡Importantísima! Y se repetía mucho un refrán: “Buen porte y finos modales abren puertas principales”. Cualquier persona mayor te repetía eso inmediatamente. Y el respeto también, vivir sin hacerle daño a nadie, eso era una cosa muy valiosa.


T.- Desde aquí recomendamos la lectura de estos dos libros que deberían figurar en todas las estanterías canarias por su magnífica escritura. Gracias, un placer, Lola.

 
_______________________________________________________________________________
 
 
 
BREVE BIOGRAFÍA (extraída de su libro Medium)
 
Mª DOLORES DE LA FE (Las Palmas, 1921) es una escritora avezada a practicar una variedad de modalidades literarias, entre las que sobresalen la viñeta de tonalidad lírica, la estampa de costumbres, la columna y la crónica periodísticas y, con mayor dedicación vocacional, el texto narrativo que si en lo formal incide en los géneros clásicos, en cuanto a la sustancia temática por lo general sitúa al lector en un sugestivo mundo fantasmagórico que es obra de una imaginación estimulada por la sensibilidad, la inventiva y los precipitados de un rico trasfondo de lecturas.

Desde niña, su pasión por la lectura la llevó por los sutiles caminos de la escritura. Como alumna de Bachillerato del Instituto de Segunda Enseñanza Pérez Galdós, en 1932 colaboró en la redacción de una revista con su amiga Carmen Laforet. Su adolescencia y juventud fue muy feliz gracias a su amor por la literatura. Sin embargo, el reconocimiento de su obra Tiempo en sepia, Premio Ángel Guerra de Novela de la Villa de Teguise, fue el comienzo de la vasta actividad literaria y periodística que ha marcado toda su vida. Una serie de títulos avalan su trabajo como tenaz investigadora, traductora, ensayista y cronista del tiempo que le ha tocado vivir: Ignacia de Lara (Esbozo de una personalidad en la lejanía), La Saga de los Miller, Víctor Doreste (Biografía), Happening para Jacob, El Mirador, Las Palmas casi ayer y Médium. En sus escritos, salvo en los de plena intención poética, nunca falta el humor, si bien en dosis adecuada a cada caso particular. Un humor amable y jovial, sin caídas del lado de las lobregueces o de la sátira cruda. Un humor que divierte y mueve a concordia con la vida, y que, al menos mientras se disfruta, ahuyenta los celajes que puedan cernerse sobre el ánimo.



lunes, 23 de enero de 2012

LA RED SOCIAL DEL EMPLEO FEMENINO



www.activatenred.es


La red social del empleo femenino www.activatenred.es






La Fundación Mujeres lanza una web para aquellas que buscan trabajo y para las emprendedoras





Las mujeres disponen, desde hace unas semanas, de una nueva red social orientada a la búsqueda y oferta de empleo en España. La página web www.activatenred.es, iniciativa de la Fundación Mujeres, es el punto de encuentro entre empresarias, emprendedoras y aquellas que quieren trabajar pero no encuentran la forma de conseguirlo.

¿Por qué una red social sólo para ellas? Porque son quienes más crudo lo tienen en el mundo laboral. Y la crisis aún se lo pone más negro. Las estadísticas no admiten dudas. La última Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente al tercer trimestre de 2011, destaca que el desempleo afecta más a las mujeres. En ese periodo, 114.000 trabajadoras perdieron sus empleos. La cifra en los varones fue muy inferior, de 32.800. Esta desigualdad aún tiene más relevancia si se tiene en cuenta que el 52,93% de las mujeres entre 16 y 65 años trabaja, frente al 67,64% de los hombres.

Aunque nuestra vida no se parece en absoluto a la de nuestras madres, seguimos en peores condiciones que los hombres. Y si se trata de crear una empresa, las mujeres tenemos más dificultades financieras", destacó la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, en la presentación de la red social.

Esta herramienta es el colofón a la iniciativa que impulsó la asociación hace ya 17 años, cuando sus responsables crearon un servicio de apoyo a la búsqueda de empleo y para animar a las mujeres a crear sus empresas. "Sólo la voluntad de crear relaciones laborales que eviten estereotipos hará posible que cambiemos el futuro. Durante estos años hemos aprendido mucho de las mujeres que han pasado por nuestros cursos. Y hemos sacado una conclusión: que con esta red lo vamos a tener mucho más fácil", añadió Soleto.

Ana Dee concluyó el curso de la Fundación Mujeres hace unas semanas. Cansada de 13 años trabajando en una agencia de publicidad, sentía desde hacía "mucho tiempo" la necesidad de dar lo máximo de sí misma, y para ello buscó trabajar por su cuenta. "Quería emprender un proyecto con mis propios valores", explica.

La lucecita se le encendió cuando topó, por casualidad, a través del muro de Facebook de una amiga, con un espacio de coworking en Madrid, un local alquilado por varios profesionales autónomos a la vez. Comparten espacio, gastos y, aunque cada uno trabaja en lo suyo, enriquecen sus productos, dada la diversidad de sus tareas.

Ana lo explica con entusiasmo. En mayo empezó la nueva etapa, como jefa de sí misma. Hoy dice sentirse más feliz que nunca. Ana, de 35 años, se ha especializado en ayudar a las empresas a crear su propia marca, a diseñar sus planes de publicidad y a crear sus páginas web. "Toda mi vida me he reciclado. Si no, no hacemos nada en el mundo competitivo en que vivimos", asegura.

El curso de la Fundación Mujeres le enseñó a llevar las cuentas de su propia empresa. "No tenía plan de empresa, ni estrategia. Me enseñaron a definir qué quería ofrecer, a quién iba dirigido mi producto y a calcular", explica. Según destaca, no es fácil llevar las cuentas de una empresa que empieza de cero. Y eso que, en su caso, la inversión inicial se limitaba a sus ideas, su cámara de fotos y su ordenador.

La Fundación Mujeres ha ayudado a más de 1.200 mujeres a crear y consolidar sus propias empresas, destaca su coordinadora del Área de Empleo, Angie Prado. Con la creación de la página web pretenden fortalecer todo ese trabajo. Si hasta ahora una de las fórmulas habituales para que las emprendedoras intercambiaran sus experiencias era organizar desayunos, la herramienta digital pemitirá llevar a cabo estas sinergias sin desplazarse del puesto de trabajo.

Aunque la red social va dirigida a mujeres, también está abierta a que formen parte de ella aquellos empresarios comprometidos con la igualdad. Además, los cursos de la Fundación Mujeres van dirigidos a mujeres maduras y con poca formación que necesitan ayuda para redactar su currículum. Alejadas incluso de las nuevas tecnologías, encontrar trabajo aún es más difícil para ellas.

La red social, en definitiva, pretende empoderar a las mujeres: sin empleo son dependientes. Incluso quiere ir más allá. Crear puestos de trabajo y generar riqueza. "Vamos a ver si lo conseguimos", concluye Soleto.

jueves, 19 de enero de 2012

Presentación de dos nuevos poemarios



Los poemarios El arte de las flores secas, de Alicia Llarena,

y De los ríos oscuros, de Yolanda Soler Onís, se presentan el lunes

en el Museo Casa Colón de Las Palmas de Gran Canaria




          Las dos poetas son «grandes embajadoras de nuestra cultura canaria»

y «están unidas por una geografía de las emociones», según la escritora Berbel

El Museo Casa Colón, radicado en la calle Herrería, nº 2, de Las Palmas de Gran

Canaria, acoge el próximo lunes, 23 de enero, a las 20:00 horas, la presentación de

los libros de poemas El arte de las flores secas, de Alicia Llarena y De los ríos

oscuros, de Yolanda Soler Onís. Ambas obras han sido publicadas por Ediciones

Idea dentro de su serie El Mirador. En el acto, intervendrán, junto a las autoras, la

directora de la colección, Elica Ramos, y la escritora María del Pino Marrero Berbel,

quien afirma que las dos poetas pertenecen a la misma generación y «están unidas

por una geografía de las emociones».

          Los poemarios El arte de las flores secas y De los ríos oscuros son «el producto» de

la trayectoria vital de «dos grandes poetas»; dos autoras «que se podrían reseñar en

el marco de la lírica Internacional». Así lo cree la escritora María del Pino Marrero

Berbel, quien también subraya que Alicia Llarena y Yolanda Soler Onís «no solo

destacan como creadoras fundamentales», sino como «perfectas y nobles activistas

culturales». Las dos son «grandes embajadoras de nuestra cultura canaria. Yolanda

Soler Onís viviendo en Varsovia, donde dirige el Instituto Cervantes; y Alicia Llarena

como catedrática e investigadora de la Universidad de Las Palmas de Gran

Canaria». En este sentido, recuerda que Alicia Llarena acaba de regresar de Chile y

México, donde ha estado participando en varios congresos e impartiendo ponencias

sobre la relación de la literatura canaria con sus lugares de destino, «algo muy propio

desde hace años en ella».


Ediciones Idea • prensa@edicionesidea.com

• San Clemente, 24 – 6º A – Edificio El Pilar – 38002 Santa Cruz de Tenerife

Teléfonos: 922 53 21 50 – Fax: 922 28 60 62

• León y Castillo, 39 – 4º B – 35003 Las Palmas de Gran Canaria

Teléfonos: 928 37 36 37 – 928 38 18 27 – Fax: 928 38 21 96


Trayectoria de las autoras


          Alicia Llarena (Mogán, Gran Canaria, 1964) es autora de Fauna para el olvido

(Madrid, 1997; Premio Internacional de Poesía Ciudad de Santa Cruz de La Palma

en 1995) y del libro de relatos Impresiones de un arquero (Islas Canarias, 1991).

Asimismo ha participado con poemas y relatos en antologías y volúmenes colectivos

como Ilimitada voz. Antología de poetas españolas 1940-2002 (Cádiz, 2003);

Cuentos de la Atlántida. Antología del cuento canario actual (Madrid, 2004);

Canarias. Kanarisches Lesebuch (Tübingen, Konkursbuch, 2005); Rojo sobre negro.

17 relatos criminales (Las Palmas de Gran Canaria, 2007); 2.050 km. de palabras.

Antología de relatos vasco-canaria (Tenerife, 2008) o De la saudade a la magua.

Antología de relatos luso-canaria (Tenerife, 2009) entre otros. Como Catedrática de

Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria es

autora también de más de un centenar de publicaciones nacionales e

internacionales. En Ediciones Idea, dentro de la colección El Mirador, tiene

publicado El arte de las flores secas.


           Yolanda Soler - Onís (Comillas, 1964) es licenciada en Filología Hispánica. Entre

1986 y 1995 fue gestora cultural y periodista en distintos medios de comunicación de

Canarias. Desde entonces ha trabajado en el ámbito de la difusión de la lengua y la

cultura española, primero para la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y

desde 2005 en el Instituto Cervantes, como directora de las sedes de Mánchester y

Varsovia. En 1986 obtuvo los premios José Hierro de Poesía y Ciudad de La Laguna

de Novela, con Sobre el ámbar y Un tiempo de té con miel, y en 2002 el Premio

Tristana de Novela con Malpaís. Ha publicado, además, otros poemarios, entre los

que se encuentran Nombres ajenos, Botania, Mudanzas y De los ríos oscuros (en El

Mirador, Ediciones Idea); así como las antologías Memoria del agua y Memoria del

agua y otros poemas. Es autora de distintos trabajos relacionados con la didáctica de

la Lengua y la Literatura, como José Hierro para niños y José Hierro: Geografía

Mítica.

martes, 17 de enero de 2012

POR UNA BIBLIOTECA EN PLAYA BLANCA (LANZAROTE)

GRUPO DE LECTURA TODO-ARTE


Mañana 18 de Enero se presentará oficialmente el Grupo de Lectura "Todo-Arte" en las instalaciones de la futura Biblioteca de Playa Blanca, será a las 17:00 horas. Os esperamos.




Ha llegado el momento de hacer algo por nuestro pueblo, y creemos que juntos podemos conseguir tener una biblioteca, donde nuestros hijos y nosotros mismos podamos compartir libros y disfrutar de la aventura de leer un buen libro.

Por que creemos que ya es hora de hacer lo que nuestros políticos no son capaces. El pueblo de Playa Blanca se ha convertido en uno de los núcleos urbanos más poblados de Lanzarote y creemos que es hora de que se nos tenga en cuenta.

+ Nuestro e-mail:
bibliotecaplayablanca@gmail.com
+ Nuestro perfil Twitter:
BibliotecaPB
+ Nuestro blog:
bibliotecaplayablanca.blogspot.com/


Gracias a la revista Lancelot por hacerse eco de la carrera solidaria en favor de la Biblioteca de Playa Blanca. Ahora solo queda que se decidan a abrir sus puertas y que sea una realidad.

ACCIONES REALIZADAS PARA CONCIENCIAR Y RECAUDAR FONDOS PARA LA CULTURA:

SAN SILVESTRE SOLIDARIA HOTEL PRINCESA YAIZA

Por una Biblioteca en Playa Blanca (Lanzarote), el jueves, 15 de diciembre de 2011 a la(s) 10:47.
A beneficio de la futura biblioteca de Playa Blanca, proyecto de innovación y adaptación tecnológica.
Queremos compartir con vosotros estas fotos del Princesa Yaiza, de la I San Silvestre de Playa Blanca. Gracias al esfuerzo que han hecho el personal del Princesa Yaiza y Triyaiza, ha sido un éxito que esperamos que se convierta en un clásico en nuestro pueblo.





Más información en facebook: Por una Biblioteca en Playa Blanca (Lanzarote)

jueves, 5 de enero de 2012

PASAJERA A BORDO DEL SUEÑO

Viernes 13 de enero de 2012 a las 20.00 h.

En la Antigua Escuela de Playa Blanca (Lanzarote)



Conferencia literaria

PASAJERA A BORDO DEL SUEÑO

a cargo de Teresa Iturriaga Osa







En la poesía de Teresa Iturriaga abundan las referencias a una flora y una fauna que constituyen de hecho el escenario de una poesía a la vez susurrante y extrovertida, no exenta a veces de secretas ramificaciones; así la define el escritor, José Manuel Caballero Bonald. El Premio Nacional de Poesía prologa el primer poemario de la autora canaria, Gata en tránsito. Y añade: “Pasajera a bordo del sueño”, la autora usa unas formas escuetas, explícitas para narrar un mundo personal que tiene mucho que ver con su experiencia del paisaje. Iturriaga insiste en la importancia de la expresión poética como elemento formativo en la vida de los seres humanos, porque refuerza la seguridad, el criterio y la autoestima. De ahí que el libro Gata en tránsito se presente como un espacio donde avanzar en la sensibilización. Al describir las emociones, la poesía camina sobre la arena de las huellas humanas más allá de la apariencia y del ruido; entra en una playa donde nos hace conscientes de que vamos pisando tesoros invisibles, pequeños fragmentos de cristal, espirales y conchas, cenizas volcánicas que atraviesan nuestra vida, nuestro corazón. La poesía nos hará descubrir esa parte de roca insoluble que no puede destruir el embate de las olas y las mareas, permanece para siempre y no se dispersa en el tiempo.



Organiza el Área de Cultura del Ayuntamiento de Yaiza
Libro a la venta en el HOTEL PRINCESA YAIZA *****

LIBRERIA ALEMANA PLAYA BLANCA